Thursday, September 4, 2014

Sendero


La brújula más poderosa es la que hace que su aguja apunte hacia un norte que se define por los valores que uno ha sabido atesorar, analizar, medir, respetar y considerar como vara para medir cuán humano y digno se es. Cada vez que uno traiciona los valores en que cree, está anulando al «Dios» interno y personal (como micro del macro mesiánico ampliamente conocido).

No comments:

Post a Comment