Friday, November 7, 2014

Imprescindible

Puedo vivir sin un reloj, sin un carro o sin zapatos, y, hasta vivir observando a las personas como si fuera una película (en caso de que el cine desapareciera, cosa casi imposible). Pero... vivir sin un libro no creo podría; sería como vivir sin la máxima expresión de una especie de creatividad que juega a la creación de la vida. Sí, un autor es una especie de dios creador de un mundo, limitado, pero mundo al fin.